Ahorrar en la factura de luz: trucos para reducir el consumo de tu iluminación

Trucos para ahorrar en el recibo de la luz

Según el «Estudio sobre consumo energético del sector residencial en España» de IDAE, casi el 12% de la electricidad que consumimos en casa se destina a la iluminación. En nuestra segunda ronda de la lucha por el ahorro energético os desvelamos unos pequeños trucos para reducir con medidas muy sencillas este importe en vuestra factura de la luz. ¿Preparados para ahorrar?

1. No dejéis luces encendidas si no estáis en la habitación

Antes de que descartéis este post pensando que no os aportará nada que no sepáis, pararos y pensad cuántas veces habéis olvidado apagar una luz en casa… Vayamos más lejos ¿Cuántas veces habéis oído a vuestros padres deciros…”Apaga la luz, ¿te crees que tenemos acciones de… HolaLuz.com, por ejemplo?” O quizás, ahora seas tú el padre o la madre que la repite a tus hijos. Si tu respuesta a estas cuestiones ha sido sí, nos has dado la razón para incluir este punto en nuestro post de hoy.

2. El Sol es nuestra fuente de luz más barata

Parece obvio pero muchos de nosotros olvidamos la regla de oro a la hora de organizar nuestras viviendas. Debemos tener en cuenta que la posición y dimensión de las ventanas determinarán la cantidad de luz solar que recibirá cada estancia, resumiendo:

  • Habitaciones orientadas al sur/suroeste/este: Son las que más horas de luz solar van a recibir por lo que son las estancias idóneas para el salón o el despacho.
  • Habitaciones orientadas al norte, noreste y nordeste: Son las que menos horas van a recibir así que lo ideal es destinarlas a dormitorios o habitaciones de uso esporádico (léase habitación de la plancha, de invitados o directamente de “los trastos”)

3. El blanco es nuestro amigo

Llamadle blanco, beig, marfil, crudo,…(encontraréis más nombre en función del número de mujeres que haya en casa). Los colores claros son los que mejor reflejan la luz solar, así que antes de decantaros por el color de moda para vuestras paredes pensad en cómo influirá en la difusión de la luz en la habitación. Obviar este pequeño detalle os obligará a aumentar el gasto en iluminación en la habitación y además, es más que probable que os acabéis cansando del color y pintéis de nuevo en poco tiempo.

4. Sed limpios

Una bombilla sucia o en mal estado puede llegar a perder hasta un 50% de luminosidad. Es decir, que dedicar 10 minutos periódicamente a limpiar lámparas y tulipas nos puede suponer hasta un 20% de ahorro del consumo eléctrico en iluminación. ¡A limpiar se ha dicho!

5. Una luz para cada necesidad

No se necesita la misma luz para leer que para ver la televisión por lo que despifarraremos casi un 20% de energía si usamos la misma iluminación para todas nuestras actividades. Es recomendable iluminar cada habitación con varios grupos de luz que nos permitan adaptar la iluminación a nuestras necesidades en cada momento. Instalar reguladores electrónicos podría resultar también útil para este control.

6. No confundir peras con manzanas, o en este caso lúmenes con vatios.

La luminosidad viene determinada por lúmenes, no por vatios. Es decir que escoger una bombilla de mayor voltaje no nos va a dar más luz sino más consumo. Para los lugares de lectura necesitaremos una luminosidad de 500 lúmenes/m2 mientras que en la cocina o la zona de trabajo será suficiente con 300 lúmenes/m2. En pasillos o baños será suficiente con 150
lúmenes/m2

7. Una de temporizadores y detectores de potencia

Es frecuente que se desperdicie mucha energía iluminando zonas de paso, vestíbulos, garajes y zonas comunes. La mejor opción para evitar este gasto inútil son los detectores de presencia que encienden las luces sólo cuando las necesitamos. Si por el momento no quieres realizar una inversión en este sentido, como mínimo instala temporizadores.

8. Elige la bombilla adecuada para cada zona.

¿Bombilla convencional? ¿Lámpara de bajo consumo? ¿Fluorescentes? ¿LED? Hoy en día son muchos los tipos de bombillas que existen en el mercado y su elección depende del uso que se vaya a dar. Podríamos señalaros aqui las típicas pautas pero creemos que el ahorro que podemos conseguir a la larga es tan evidente que vale la pena tratar el tema en profundidad. ¡No os desesperéis! En unos días publicaremos un post con todos los detalles.


Y tú,  ¿conoces algún truco más para reducir el consumo energético de la iluminación? Déjanos un comentario, mándanos un e-mail o cómpartelo en Facebook o Twitter. ¡No te lo guardes para ti!

 

 

 

Comparte

Written by HolaLuz.com

-->

Escribir un Comentario

Tu email no será desvelado. Los campos obligatorios están marcados con un *

*
*