¿Cómo son las facturas y tarifas de gas en Holaluz?

En Holaluz ofrecemos gas como servicio complementario al de electricidad. En este post repasamos cómo son nuestras facturas y tarifas de gas.

De quienes te trajeron ¿Cuánto cuesta dar de alta el gas y cómo se hace? Llega un nuevo post sobre el servicio de gas, en este caso centrado en nuestras tarifas y nuestras facturas. Antes de entrar en materia, dejamos claro el motivo por el que ofrecemos gas: aunque no es 100% verde, actualmente es más eficiente que la electricidad para ciertas cosas, como calentar agua o para calefacción. ¡Vamos allá!

Las tarifas de gas de Holaluz

Al contrario de lo que ocurre con la electricidad, donde el consumo no influye en el tipo de tarifa de acceso (sí lo hace la potencia contratada), en el gas tu tarifa siempre dependerá del volumen de gas que utilices. Recuerda que cuando hablamos de tarifa de acceso, tanto en gas como en luz, nos referimos a unos valores que determinan tramos tarifarios establecidos de igual forma en todas las compañías. A partir de ahí, dentro de cada uno cada compañía elige qué opciones de precio ofrece y con qué funcionamiento. 

Volviendo a las tarifas de acceso de gas, por ejemplo, si lo usas solo para cocinar y calentar agua, lo más habitual es que tu tarifa sea la RL.1 y si además tienes calefacción de gas, probablemente estarás en la RL.2. Esto se revisa anualmente por parte de la distribuidora de cada zona, que establece si el suministro se encuentra en uno u otro tramo tarifario. 

Como ocurre con la luz, las tarifas de gas tienen una parte fija y otra variable, siendo la fija una especie de “ancho de banda” de tu instalación (la capacidad de red que tienes disponible) y la variable, los m3 de gas que has disfrutado cada mes. 

En Holaluz te ofrecemos precios fijos estables, pero si el gas utilizado se mide en m3, ¿cómo se factura en kWh? 

Las facturas de gas de Holaluz

Parece un milagro pero se llama factor de conversión y funciona igual en todas las compañías. Es un valor en kWh/m3 que se establece según tu región, la media de la temperatura, altura, humedad y la calidad del gas. Una vez definido, se multiplica por los m3 de gas disfrutados en el periodo facturado y da como resultado los kWh de energía a facturar. 

Por ejemplo, en una factura con 22,43 m3 disfrutados y un factor de conversión de 11,519 kWh/m3, la operación sería: 22,43 m x 11,519 kWh/m = 258,37 kWh. Luego, esa energía se multiplica por el precio de la parte variable que tenga la tarifa y nos da lo que se llama el término de energía.

El resto de conceptos de la factura son el término de potencia (el fijo del que hablábamos antes), el impuesto especial sobre hidrocarburos, de 0,00234 €/kWh (tanto en RL.1 como en RL.2), de nuevo en función del consumo y el IVA del 21% aplicado sobre la suma de energía, potencia e impuesto de hidrocarburos. Tanto ese impuesto como el IVA son conceptos que no dependen de la comercializadora de gas que elijas. 

Y esto es todo lo que debe aparecer en tu factura de gas, 4 conceptos que aunque no resulten sencillos de entender a la primera, son los básicos.

Como decíamos al principio, y además de por petición de varios clientes de luz, ofrecemos gas como complemento a la electricidad por ser más eficiente para algunos usos concretos. Y, al mismo tiempo, compensamos todo el volumen de gas que usan nuestros clientes con energía verde en diversos proyectos alrededor del mundo. Y, por supuesto, dejaremos de ofrecer gas cuando todos nuestros clientes puedan autoabastecerse de energía 100% renovable.

Hasta entonces, si te interesa el gas de Holaluz, aquí tienes todo lo necesario para empezar: Necesito gas