Poner placas solares en casa: así debes escogerlas según tus necesidades

Si te has decidido a poner placas solares en casa ya has dado el primer paso. El siguiente es escoger las que mejor te vayan a funcionar en base a tus necesidades, ya sea a nivel de cuántos paneles solares instalar en función del tamaño de tu tejado o por lo que respecta al propio tamaño de tu casa.

Clases de placas solares según sus funciones

En base a su funcionamiento y al tipo de energía que generan, encontramos 3 tipos de placas: fotovoltaicas, térmicas e híbridas. Todas son válidas para instalar en casa, teniendo en cuenta lo que busquemos conseguir. Así funciona cada una:

  • Placas solares fotovoltaicas: transforman la luz del sol en electricidad. En este caso la superficie de los paneles solares la forman celdas de silicio interconectadas que reciben la energía solar y la transforman en energía eléctrica. 

En ese punto la energía todavía se encuentra en un estado denominado “no consumible” o lo que es lo mismo, se trata de corriente continua. Por eso, una pieza fundamental en cualquier instalación de placas solares es el inversor, que se encarga de adaptar esa energía captada por los paneles a corriente alterna, la misma que circula por la red eléctrica, lista para ser usada.

  • Placas solares térmicas: si instalas estas placas solares en casa podrás transformar la luz del sol en calor, es decir, en este caso generan energía térmica a partir de energía solar. 

Este tipo de placas solares sse usan para obtener agua caliente sanitaria (ACS) o energía para calefacción, por lo que pueden ser especialmente interesantes si tu casa se encuentra en un lugar muy frío pero con mucha radiación solar, como pueden ser ciertas zonas de montaña del centro de la península, por ejemplo. 

  • Placas solares híbridas: aquí se combinan los paneles solares fotovoltaicos con los paneles solares térmicos, generando energía eléctrica y energía térmica desde una misma instalación. Suelen ser módulos de menor tamaño, por lo que si buscas un tipo de panel solar para casa pequeña, puede ser una opción.

Una vez tenemos claro que son principalmente estos tipos de paneles solares los que tenemos disponibles para instalar en las casas, lo siguiente sería decidir cuál es el tipo de instalación más adecuada para la forma en la que usamos la energía. Por ejemplo, una 

Aun así, como siempre, te recordamos que hay otras muchas variables que influyen en la elección, tanto a nivel de tipo de paneles como de cantidad, etc, así que lo ideal es llevar a cabo un estudio personalizado.

En Holaluz hacemos estudios personalizados, siempre sin coste ni compromiso. El objetivo es aprovechar al máximo tu tejado, buscando el mayor ahorro posible. Para ello, entre otras cosas, calculamos por ti cuántas placas solares podrías instalar. Calcula cuántos paneles necesitas 

Poner placas solares en casa en base a tu vivienda

Si vives en una casa, ya sea adosada, unifamiliar o aislada, instalar placas solares fotovoltaicas es la mejor opción para disponer de energía de origen renovable. En este caso, tradicionalmente se han instalado los paneles solares justos para cubrir la demanda de la vivienda, pero en nuestra opinión esto supone desaprovechar las oportunidades que nos brinda un edificio de estas características.

Nuestro enfoque es: ¿por qué quedarnos solo en generar la energía necesaria para cubrir una parte de una factura de la luz? Sobre todo teniendo en cuenta que por su tamaño son viviendas con un consumo energético elevado. 

En Holaluz nuestra propuesta a la hora de poner placas solares en casa sería instalar el mayor número de paneles posible, de forma que gracias a la suma de una previsión del autoconsumo (energía que demanda la vivienda mientras se produce) más una previsión de los excedentes de autoconsumo (energía sobrante que no se usa en el momento en que se produce) obtendríamos una cuota fija de ahorro que, al ser fija, podríamos aplicar a toda la factura.

Con esto, y teniendo en cuenta el gran número de paneles solares que podríamos instalar, podríamos llegar a una factura de 0€ o acercarnos al máximo a ese importe. Y si sobrara ahorro, podríamos aplicarlo a la factura de otra casa de la misma persona titular, o bien abonar el importe correspondiente a ese ahorro en su cuenta. 

Es más, si esa fuera tu segunda residencia, podrías poner placas solares en esa casa y benefíciarte del ahorro ahí y en la factura de tu vivienda principal. 

En relación a la elección entre placas fotovoltaicas, térmicas o híbridas, elementos como el clima juegan un papel importante, ya que tener un panel solar en casa si vivimos en una zona muy cálida nos dará mucho más juego si es fotovoltaico y en cambio, si se trata de una zona muy fría, las placas térmicas o las híbridas pueden ser más convenientes, ya que el uso de agua caliente y sobre todo el de calefacción será especialmente elevado. 

Sea como sea este es solo uno de los muchos factores a tener en cuenta a la hora de elegir qué placas solares poner en casa, así que nos reiteramos: un estudio personalizado es la clave para acertar :)

Comentarios Nuevo comentario
Deja una respuesta