Potencia eléctrica contratada: la guía definitiva

La potencia eléctrica contratada es la parte fija de tu factura de la luz. En este post te explicamos cómo optimizarla para evitar pagar de más.


Si buscamos un paralelismo, podemos decir que la potencia contratada viene a ser el  «ancho de banda» de tu instalación eléctrica. Eso quiere decir que va en función de los aparatos que necesites tener en marcha en un momento determinado y de sus potencias eléctricas sumadas.

El resultado de sumar las potencias eléctricas de los aparatos que deben coincidir sí o sí, te dará la potencia contratada que necesitas. Si revisándola ves que puedes reducirla, basta con que se lo pidas a tu comercializadora (en nuestro caso intentaremos sugerírtelo nosotros antes si vemos que te sobra ;)) y se traducirá en un ahorro directo en la parte fija de la factura de la luz.

Si quieres, puedes conocer tu potencia contratada ideal desde aquí, gracias a nuestra tecnología: Calculamos tu potencia óptima 

Aun así, hay varias cosas a tener en cuenta a la hora de contratar u optimizar la potencia eléctrica de tu instalación, por lo que esta guía puede resultarte útil para saber lo que ahorrarías dependiendo de cuánto puedas reducir (si tienes margen), cómo solicitar un cambio de potencia y los últimos cambios relacionados con este tema. Porque en tu tarifa de electricidad hay «vida» más allá del consumo.

Los básicos de la potencia eléctrica

La potencia contratada se mide en KW, (no confundir con kWh, que es la unidad que mide la energía disfrutada, lo que conocemos como consumo). Es decir, si tu potencia contratada es de 4,6 kW, esa será la potencia que puedes usar en un momento dado, como máximo, sin que te salten los plomos. Como decimos, es la parte fija de la factura de electricidad, con lo cual, si puedes permitirte reducirla tendrás una parte del ahorro asegurada cada mes, sin importar lo que consumas.

Antes del  RDL 15/2018 aprobado el pasado 18 de octubre de 2018, solo era posible contratar unos tramos de potencia eléctrica determinados, lo que se conocía como potencias normalizadas. A partir de ese Real Decreto, ya es posible instalar o modificar cualquier tramo de potencia contratada que sea múltiplo de 0,1 kW, siempre que no supere la potencia máxima admisible, estipulada en el boletín eléctrico.

Por otro lado, los cambios de junio de 2021, detallados en la Circular 3/2020 trajeron consigo varios cambios:

  • Actualmente todos los suministros de menos de 15 kW de potencia pertenecen a la tarifa de acceso 2.0TD. En este otro artículo encontrarás todas las correspondencias entre potencias y tarifas de acceso.
  • Pasamos de tener un único periodo de potencia a dos periodos horarios , el Periodo Valle, con un precio más económico, de las 0 a las 8h y el Periodo Punta, con un precio superior, de las 8h a las 0h. Si no has hecho cambios tendrás la misma potencia en ambos periodos pero puedes modificarla en los dos o en uno de ellos. Tu comercializadora eléctrica puede ayudarte a saber si podrías reducir en alguno o en ambos.

Ahorro por optimización de potencia y cómo activarlo

Optimizar la potencia eléctrica contratada es el primer paso para ahorrar en tu factura de la luz, aunque a menudo es la gran olvidada, ya que acostumbramos a fijarnos solo en el consumo, es decir, en los kWh de energía que disfrutamos.

Actualmente, tras los cambios de octubre de 2018 y junio de 2021 respectivamente, por cada 0,1 kW que reduzcamos en la factura ahorraremos aproximadamente unos 5 euros al año (también en función de los precios de potencia que aplique nuestra compañía en cada periodo, claro). Esto significa que a poco que nos sobre, es probable que como mínimo podamos reducir 1 kW, lo que nos ahorraría unos 50€ anuales en la factura de la luz. Pero es probable que nos sobre algo más, sobre todo en el periodo Valle, el que va de las 00 a las 8h. En cuanto al precio de potencia, en Holaluz, por ejemplo, aplicamos los precios de potencia que marca el BOE para cada periodo, pero en cambio en mercado regulado (compañías que ofrecen el PVPC -Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) se le añade margen comercial a esa base.

Si quieres puedes informarte sobre nuestros precios de potencia en un click Ver tarifas de luz.

Como decimos siempre, cada caso es un mundo y no es recomendable reducir por sistema sino asegurarnos de que nos sobra potencia contratada, para que al reducirla evitemos estar pagando de más por algo que no usamos pero al mismo tiempo nos aseguremos de que es suficiente.

Una vez lo tengas claro debes solicitar la reducción a tu comercializadora, que a su vez lo pedirá a la distribuidora de tu zona, que es quien la lleva a cabo. Por reducir, la distribuidora cobrará 9,04€ + IVA incluyéndolo en la siguiente factura que te envíe tu comercializadora. En cuanto a tiempos, un cambio de potencia suele tardar entre 5 y 20 días hábiles y se suele activar en el siguiente periodo de facturación, por lo que tras pedirlo es normal que recibas una última factura con la/s potencia/s antigua/s.

Por otro lado, si lo que es subir la potencia porque has instalado aparatos nuevos y la que tienes te resulta insuficiente o si te saltan los plomos por exceder potencia, debes fijarte en la potencia máxima admisible contemplada para tu instalación en el  boletín eléctrico. Cuando tengas claro cuánto vas a aumentar, a los 9,04€ + IVA que cobra distribuidora por estos cambios, deberás sumarle los derechos de extensión, que serán de 17,37€ + IVA por kW solicitado que añadas, más los derechos de acceso, de 19,70€ por cada kW solicitado. Los de extensión se mantendrán durante 3 años, así que si antes de ese tiempo se hizo otra modificación en el contrato o directamente no había luz, nos ahorraremos este coste.

Si eres cliente de Holaluz y quieres cambiar tu potencia eléctrica, recuerda que puedes escribirnos a clientes@holaluz.com o pedírnoslo desde tu Zona de Cliente

Y si tienes cualquier duda, como siempre, estaremos a tu disposición :)