Energía 100% verde

Blog

¿Qué potencia debo contratar? (I)

Decidir qué potencia contratar para nuestra instalación eléctrica viene a ser un poco como elegir qué meter en la maleta en primavera. Vamos un poco a ciegas, dependemos de nosotros mismos pero también de factores ajenos a nosotros y tendemos a pensar que no podremos cambiar a mitad del camino. Tanto si váis a contratar luz en una vivienda o local por primera vez como si buscáis ahorrar en nuestra factura de la luz actual, esto os interesa. Atentos, estas son algunas cosas importantes a tener en cuenta para saber qué potencia contratada nos conviene.

 Lo básico

Para empezar, deberíamos partir de que ajustar la potencia eléctrica contratada a nuestras necesidades (no confundir con bajarla por sistema) y evitar contratar kW de más repercutirá positivamente en nuestra factura de la luz. Puede tratarse de un ahorro pequeño si bajamos uno o dos escalones de potencia o de algo más “serio” si esta bajada supone un cambio de tarifa eléctrica hasta una inferior.

Primeras Observaciones

La potencia que necesitamos dependerá de dos factores.  Por un lado del tipo y cantidad de aparatos eléctricos que tengamos y de la potencia que necesiten. Por otro lado, también dependerá de nuestro comportamiento. ¿Necesitamos conectar todos los aparatos a la vez? ¿O podemos distribuirlos en el tiempo?

- Si todavía no tenemos luz y vamos a dar de alta un nuevo punto de suministro eléctrico, lo primero que debemos mirar es nuestro boletín eléctrico. Este documento acredita el buen estado de nuestra instalación nos dice si se trata de una instalación monofásica (las más habituales a nivel doméstico) o trifásica y nos dice la potencia eléctrica recomendada y la potencia máxima a instalar. La potencia máxima será un límite del que no podemos pasar, ya que a priori nuestra instalación no aguantaría rebasarla y respecto a la potencia recomendada, podemos ajustarla sin problemas si creemos que es excesiva.

- Si ya tenéis luz y disponéis de  más de 15 kW de potencia contratada, recordad que mes a mes vuestro contador ya registra cuál ha sido la demanda máxima (maxímetro), y sabréis con facilidad si tenéis recorrido para ajustar la potencia o no. Aquí encontraréis más información al respecto.  Si tenéis menos de 15 kW de potencia contratada, y queréis comprobar si deberíais bajar o mantener la  potencia contratada, hoy os explicamos 2 de los métodos más comunes.

2 métodos útiles

- El método exacto: Existen en el mercado unos medidores que os indicarán la potencia máxima que necesitáis. Simplemente debéis adquirir  uno de estos aparatos. Una vez instalado, medid  vuestro consumo durante varios días. El aparato os indicará cual ha sido vuestro consumo máximo durante este período y ese será el valor de la potencia eléctrica recomendada. Podéis ver más información sobre estos aparatos en nuestro blog.

- El método de prueba y error: El ICP es el interruptor instalado en el cuadro eléctrico que, en caso de demandar más potencia de la contratada, desconecta la instalación eléctrica. Si nunca os ha saltado el ICP (*), podría significar que tenéis más potencia de la que necesitáis. ¿Cómo asegurarnos? Para hacer la prueba (de día, o de noche linterna en mano), conectar todos los aparatos de forma simultánea (luces, horno, vitrocerámica, lavavajillas, secadora, lavadora, plancha, microondas, aire acondicionado,…). Si el ICP aguanta, es que podéis reducir la potencia.

NOTA: Si os salta el ICP, para rearmarlo, basta con desconectar alguno de los aparatos que estaban en marcha, y volver a subir la palanca del ICP.

(*) IMPORTANTE: este método requiere que tengáis el ICP instalado que os corresponde. El ICP tiene indicado un valor de intensidad en Amperios. En esta tabla podréis ver la potencia a la que equivalen estos amperios. ¿Es la misma que tenéis contratada? ¡Perfecto! ¿Es superior? Entonces este método no os sirve.

Esperamos que esta pequeña guía os haya servido y os daremos más detalles en una segunda parte. Como siempre, si tenéis alguna duda, o queréis compartir otros métodos con nosotros, podéis responder en comentarios, dejarnos vuestra consulta aquí mismo o hacerlo  vía Facebook o Twitter.