¿Sabes cuál debe ser la temperatura de tu nevera?

Si tuviéramos que describir de memoria cómo es una cocina estándar de cualquier vivienda normal, probablemente la nevera sería uno de los elementos que primero nos vendría a la cabeza. Y es que la nevera es un electrodoméstico esencial en nuestra cocina del cual no podemos prescindir.

Sin embargo, a menudo subestimamos la importancia de establecer y mantener la temperatura adecuada. De hecho, muchas personas no tienen claro cuál es la temperatura ideal de la nevera y congelador, a pesar de que es uno de los electrodomésticos que más energía consume: alrededor de un 14%, según datos de Red Eléctrica Española.

A continuación, te damos todos los detalles para que aproveches al máximo tu nevera y congelador de manera eficiente y sostenible.

Temperatura ideal para la nevera: conservación y eficiencia energética

Mantener una temperatura óptima en tu nevera no solo garantiza la frescura de tus alimentos, sino que también contribuye a un consumo energético más eficiente. Entonces, ¿cuál es la temperatura ideal de la nevera?

Pues sabemos se sitúa entre los 2 y 4 grados Celsius (36 a 39 grados Fahrenheit). Si marcas este rango en tu frigorífico, estarás proporcionando un ambiente fresco y seguro para tus productos perecederos, evitando el riesgo de proliferación de bacterias. ¡Y no solo eso! Al mantenerla dentro de estos límites también contribuyes a la sostenibilidad, al reducir el consumo de energía.

El Congelador: conserva a -18 Grados y ahorra energía

El congelador es igual o más vital que la nevera, ya que nos sirve para almacenar alimentos a largo plazo. La temperatura ideal para el congelador se sitúa en torno a los -18 grados Celsius (0 grados Fahrenheit). Este ajuste garantiza la conservación óptima de los alimentos congelados y previene el deterioro de su calidad.

La clave para un congelador eficiente radica en evitar temperaturas excesivamente bajas. Ajustar el termostato a -18 grados Celsius es suficiente para mantener tus alimentos en buen estado y, de este modo, contribuyes a un consumo energético responsable.

Consejos prácticos de Holaluz para gestionar la temperatura de tu nevera:

  1. Verifica la configuración: Asegúrate de que tu nevera y congelador estén configurados según las recomendaciones del fabricante. Te recomendamos que consultes el manual del electrodoméstico para confirmar las pautas específicas.
  2. Utiliza termómetros: Si tu nevera no te proporciona la información de los grados, puedes colocar termómetros en la nevera y el congelador para supervisar la temperatura. Esto te permitirá realizar ajustes según sea necesario.
  3. Organiza estratégicamente: Distribuye los alimentos de manera ordenada para facilitar la circulación del aire en la nevera. Esto ayuda a mantener una temperatura uniforme en todos los compartimentos.
  4. No sobrecargues el congelador: Evita sobrecargar el congelador, ya que un exceso de alimentos puede dificultar la circulación del aire frío y afectar la eficiencia del electrodoméstico.

Elige la nevera más eficiente

Si tu nevera ya tiene unos años y estás considerando cambiarla, ten en cuenta que para elegir la nevera más eficiente debes fijarte en su clasificación energética.

Las más eficientes son aquellas que están etiquetadas con A+++ o A++. Aunque también puedes considerar las de categoría A o B, ya que han demostrado tener una buena eficiencia en el consumo energético.

Los electrodomésticos con clasificación energética alta emplean tecnologías avanzadas de aislamiento y compresores de bajo consumo para reducir el gasto energético, por lo tanto, ofrecen un mejor rendimiento y una mayor durabilidad, lo que significa menos mantenimiento y una vida útil más prolongada.

¿Qué más debes tener en cuenta a la hora de comprar tu nevera?

  • Elige el tamaño adecuado según las necesidades de tu cocina para evitar un exceso de capacidad que implique un mayor consumo.
  • Revisa características como la disposición de los compartimentos interiores para maximizar el espacio útil y facilitar la organización de los alimentos.
  • Fíjate en la garantía del fabricante. De este modo te aseguras de que tu inversión sea a largo plazo.

Las tarifas de luz que se adaptan a ti, y no al revés

Más allá de elegir el electrodoméstico más eficiente, la elección de una tarifa adecuada se convierte en el factor clave del ahorro. En Holaluz te ofrecemos mucho más que tarifas de luz competitivas: encontrarás un compromiso con la energía renovable. Así es. Porque fuimos la primera eléctrica online 100% verde y si eliges cualquiera de nuestras tarifas, no sólo estarás ahorrando energía, también estarás sumando tu contribución para seguir avanzando en la transición energética.

La Tarifa Justa: una tarifa fija todo incluido

Estamos cambiando la manera de relacionarnos con la energía. Por ese motivo lanzamos la Tarifa Justa, una cuota fija mensual personalizada con un todo incluido real. Como lo lees: personalizamos tu tarifa para que pagues siempre lo mismo y te despreocupes para siempre. Ya ves, una tarifa sin complicaciones.

¿Qué incluye la Tarifa Justa?

Incorporamos todos los elementos de la factura en una cuota mensual con un precio fijo de luz. Además del consumo de la electricidad, esta tarifa incluye:

  • Bono social de la luz
  • Alquiler del equipo contador
  • Gastos fijos de luz e impuestos
  • Servicio de resolución de averías eléctricas y reparación de electrodomésticos
  • Servicio integral de asesoramiento energético
  • Sin permanencias ni letra pequeña en nuestra tarifa fija de luz
Comentarios Nuevo comentario
Deja una respuesta