Tipos de equipos solares según dónde vivas

En Holaluz somos fans de la personalización como herramienta clave para conseguir resultados óptimos. De ahí que cuando hablamos de energía solar nos parezca interesante hablar de los distintos tipos de equipos solares según las necesidades de la vivienda, la zona en la que se encuentra o el tipo de edificio donde se instala. En este artículo repasamos lo principal sobre el tema. 

Elegir equipos solares en función del lugar en el que vayan a instalarse las placas, así como de la utilidad que vaya a darse a su producción, es un paso importante para conseguir resultados eficientes. No es lo mismo instalar equipos de placas solares en una casa de campo o para viviendas aisladas que en una comunidad de vecinos en plena ciudad, por ejemplo. 

Por eso, vamos a repasar algunos de los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir la solución de energía solar que mejor nos funcione. 

Tipos de placas solares

Empecemos por lo básico. En base a su funcionamiento, podemos clasificar las placas en 3 tipos: placas solares fotovoltaicas, placas solares térmicas y placas solares híbridas. Repasemos cómo funciona cada una de ellas:

  • Placas solares fotovoltaicas: son aquellas que transforman la luz del sol en electricidad. En este caso la superficie de los paneles solares se componen de celdas de silicio interconectadas entre sí que reciben la energía solar y la transforman en energía eléctrica. 

En ese primer estado la energía todavía se encuentra en un estado denominado “no consumible” o lo que es lo mismo, se trata de corriente continua. Por eso, una pieza fundamental en cualquier equipo de placas solares fotovoltaicas es el inversor, que se encarga de adaptar esa energía captada por los paneles a corriente alterna, la misma que circula por la red eléctrica, lista para ser usada.

  • Placas solares térmicas: este tipo de equipos solares las placas transforman la luz del sol en calor, es decir, generan energía térmica a partir de energía solar. 

Estos paneles solares, también conocidos como colectores solares se subdividen en dos tipos: los llamados de cargador plano, en los que los conductos interiores transportan un fluido que al ser calentado por el sol sirve de conductor energético y los denominados de tubos de vacío, formados por un conjunto de tubos cilíndricos que captan la luz solar y la transforman en energía calorífica gracias a la combinación de reflexión y vacío.

  • Placas solares híbridas: en este caso se combinan los paneles solares fotovoltaicos con los paneles solares térmicos, generando a partir de una misma instalación energía eléctrica y energía térmica. Suelen ser módulos de menor tamaño y por su versatilidad son de los más demandados del mercado.

Una vez tenemos claro el funcionamiento de estos tipos de equipos solares podremos saber cuál es el más adecuado en función del lugar en el que se quiera instalar.

Aun así, como siempre, te recordamos que hay otras muchas variables que influyen en la elección del tipo de instalación de energía solar, tanto a nivel de tipo de paneles como de cantidad, etc, por lo que es clave llevar a cabo un estudio personalizado.

En Holaluz llevamos a cabo estudios personalizados sin coste ni compromiso y siempre con el objetivo de aprovechar al máximo tu tejado, buscando el máximo ahorro. Para ello, entre otras cosas, calculamos por ti cuántas placas solares podrías instalar. Calcula cuántos paneles necesitas

Dicho esto, de entrada hay ciertos tipos de equipos solares que suelen ser más indicados para según qué tipos de vivienda. Veamos cuáles están más claros.

Los mejores equipos solares para una casa de campo, para viviendas aisladas o para casas adosadas

Si vives en una casa de campo aislada, instalar placas solares fotovoltaicas es la mejor opción para disponer de energía de origen renovable. En este caso, tradicionalmente se han instalado los paneles solares justos para cubrir la demanda de consumo de la vivienda, pero en nuestra opinión esto supone desaprovechar las oportunidades que nos brinda un edificio de estas características.

Por lo general son edificios con tejados de gran tamaño y sin sombras que debiliten la radiación solar que reciben, así que, ¿por qué quedarnos solo en generar la energía necesaria para cubrir una parte de una factura de la luz? En Holaluz nuestra propuesta para instalar placas solares en una casa de campo sería instalar el mayor número de placas posible, de forma que gracias a la suma de una previsión del autoconsumo (energía que demanda la vivienda mientras se produce) más una previsión de los excedentes de autoconsumo (energía sobrante que no se usa en el momento en que se produce) obtuviéramos una cuota fija de ahorro que, al ser fija, podríamos aplicar a toda la factura.

Con esto, y teniendo en cuenta el gran número de paneles que podríamos instalar, podríamos llegar a una factura de 0€ o acercarnos al máximo a ese importe. De hecho, si sobrara ahorro, podríamos aplicarlo a la factura de otra vivienda de la misma persona titular, o bien abonar el importe correspondiente a ese ahorro en su cuenta. Es más, si la casa de campo fuera tu segunda residencia, podrías instalar placas solares en ella y benefíciate del ahorro ahí y en la factura de tu vivienda principal. Todo esto aplica igual tanto en casas de campo como en casas aisladas o en viviendas adosadas o unifamiliares. 

Ese es uno de los motivos por los que la idea de “desconectarnos de la red” como solución ideal para viviendas aisladas no es tan beneficioso como parece. Si te desconectaras, además de perder la oportunidad de ganar dinero con tu instalación solar fotovoltaica, deberías asumir el coste de los generadores de soporte (por otro lado altamente contaminantes) en caso de falta de producción de tus placas o para averías. También deberías invertir en baterías eléctricas para almacenar tu producción a fin de tenerla disponible cuando el sol no brille, algo que supondría un gran aumento de la inversión inicial.

El equipo de energía solar ideal para una comunidad de vecinos

En el caso de equipos de placas solares para comunidades de vecinos, lo más habitual en los bloques de pisos de nueva construcción es instalar placas solares térmicas. 

Este tipo de equipos solares se usan para satisfacer la demanda de agua caliente sanitaria (ACS) y/o de calefacción de las diferentes viviendas que componen el bloque, con una instalación mucho más sencilla para este tipo de edificios y un rendimiento mucho más adecuado a sus características de lo que hoy por hoy podrían brindarles unos paneles solares fotovoltaicos

Aun así, por supuesto, tanto en este caso como en el resto, la buena noticia es que sea cual sea el tipo de vivienda en el que residas, habrá un tipo de instalación solar ideal para tus necesidades y por otro lado, la innovación constante en materia de energía solar permite que cada vez más sea la solución energética estandar que está llamada a ser :)

Comentarios Nuevo comentario
Deja una respuesta